Cueva del hielo en el Teide
Cueva del hielo en el Teide
Tenerifeocio.com
Tenerifeocio.com

CUEVA DEL HIELO

En algunas áreas volcánicas inactivas de alta montaña, como el Teide, el carácter aislante de los tubos volcánicos provoca la presencia permanente de hielo en su interior, debido a que las aguas que se filtran se congelan durante el invierno y no llegan a deshelarse en verano. Este es el caso de la Cueva del hielo, situada a más de 3.300 metros de altitud y de casi 50 metros de longitud y posee una de las fuentes más altas del Parque. La cueva tiene agua permanente, ya que posee un substrato helado durante todo el año.


El tubo volcánico de la Cueva del Hielo es ligeramente curvo con una longitud de 48m una altura máxima de 9 y la parte más ancha 15m Parte del techo se encuentra hundido produciendo un jameo.


Esta cueva, conocida ya hace siglos por los moradores de Tenerife, servía de proveedor de hielo a los habitantes del Puerto de la Cruz cuando, allá por los primeros años del siglo pasado, se desplazaban hasta la cueva en burros o mulas, y entrando en la cueva por una larga escalera de troncos, sacaban la nieve y la cargaban en sus monturas para bajar otra vez y abastecer de hielo los bares y hoteles del Puerto.


Para accede a ella, hay que coger el teleférico del Teide, llegar hasta el Refugio de Altavista y desde allí sale un sendero que conduce hasta la Cueva del Hielo.


Posición Cueva del Hielo: N28 16.480 W16 37.987



El ascenso al Teide para buscar nieve se hacía por el “camino de Chasna” que conduce desde La Orotava hasta la comarca de Chasna, ya en el sur de la isla.

Subían Montaña Blanca y ascendían hasta la Cueva del Hielo, aunque no siempre se trasladaban hasta dicha cueva, al ser más accesibles otros lugares. En los pozos de Izaña, por ejemplo, la nieve duraba por lo general hasta seis meses después de las nevadas y en ocasiones permanecía todo el año. Cuando el hielo escaseaba en esta zona iban a “Las Gretas”, oquedades o grietas de varios metros de profundidad situadas al pie del Teide, donde la nieve se conservaba durante más tiempo. Sólo en aquellas ocasiones en que la nieve se agotaba en ambos enclaves, los neveros se veían obligados a ascender hasta la Cueva del Hielo, situada por encima de los 3.200 metros.

El sistema de transporte consistía en grandes cestas, denominadas barcas, a lomos de animales. Era preciso aportar grandes cantidades de sal común para que los bloques de hielo se conservaran hasta su destino.

Agrupación folclórica Guayacsanta Agrupación Folclórica Guayacsanta
El Lajar de Bello Restaurante El Lajar de Bello

CONTACTO

 

Tenerife Ocio
Santa Cruz de Tenerife

 

Correo electrónico: info@tenerifeocio.com


formulario de contacto.

Tiene instalado un bloqueador de ventanas emergentes. Esta aplicación web solo puede configurarse y mostrarse correctamente si el bloqueador está desactivado.